La tarde de este miércoles 29 de mayo, en la Casa de las Pías Discípulas del Divino Maestro.

El Papa se reúne con los sacerdotes jóvenes de Roma: No se cansen de hacer el bien

Francisco continúa el ciclo de encuentros con el clero de su diócesis: después de los de 40 años de ordenación, la tarde de este miércoles 29 de mayo, en la Casa de las Pías Discípulas del Divino Maestro, en la zona portuense de Roma, el Pontífice se reunió con los sacerdotes de hasta 10 años de ordenación. Afectuosa bienvenida por parte de las religiosas, incluyendo saludos, obsequios y bendiciones. Luego, el diálogo a puerta cerrada con los sacerdotes sobre cuestiones pastorales.

“¡Bienvenido a nuestra casa, Papa Francisco!”. Casi un asalto, pero de esos que demuestran un sincero afecto al Papa, el de las Pías Discípulas del Divino Maestro esta tarde al Papa Francisco, que acababa de descender del Fiat 500 L. En el gran complejo de la congregación, en la zona portuense de Roma, dividida en diversas estructuras para las cinco comunidades residentes, el Papa llegó esta tarde hacia las 16.10 para reunirse con 90 sacerdotes de la diócesis de Roma de hasta diez años de ordenación. Una segunda cita después de la del 14 de mayo cuando se reunió con sacerdotes de 40 años y más en el ministerio. El próximo encuentro, ya anunciado por el Vicariato de Roma, será el 11 de junio con el segmento “medio” del clero de la capital italiana.

Bienvenida de parte de todas las comunidades de religiosas

“Gracias, gracias, ¿cuántas novicias tienen?”. Francisco entabló inmediatamente un diálogo con las cinco religiosas italianas y extranjeras (una de ellas encargada de la fotografía), que lo esperaban fuera de la cripta, junto con el vicegerente monseñor Baldo Reina. Fue difícil escuchar el intercambio de palabras porque ya habían estallado atronadores aplausos desde adentro al ver la sotana blanca. Todas las religiosas, las de la comunidad de ancianas en primera fila, muchas en sillas de ruedas, junto con los colaboradores de la estructura, incluidos los del pequeño equipo editorial interno del bimestral “La vita in Cristo e nella Chiesa”, algunos acompañados de sus hijos, estaban alineados entre los bancos listos para saludar al Papa.

Saludos y regalos

Francisco dio dos vueltas para poder estrechar la mano de todos y luego recibió como regalo un globo blanco – como los que estaban colgados afuera, en la entrada de la Casa – de un niño al que luego le dio su bendición. También junto con algunos dulces. Tras pasar una cesta, el Pontífice también entregó algunos dulces a las religiosas. Incluyendo una que gritó: “Santidad, hoy cumplo 84 años. ¿Me da su bendición?”. A una religiosa anciana que le susurró algo al oído mientras le estrechaba la mano, el Papa le puso la mano en la cabeza.

Los encuentros en su Diócesis

Hoy, como se mencionó, es el segundo encuentro del Papa con su clero dividido por año de ordenación. Desde septiembre de 2023 hasta principios de mayo, Jorge Mario Bergoglio realizó en cambio un recorrido por las distintas prefecturas de Roma para encontrarse con párrocos y prefectos y escuchar de ellos los desafíos, las dificultades, pero también las bellezas, las gratificaciones y las obras de una diócesis, se ha convertido también en un “territorio de misión”. Algo que – y siempre es el Papa quien lo ha repetido en varias ocasiones – “siempre hace mucho bien” a un obispo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra